miércoles, 19 de enero de 2011

La decepción el principio del progreso.


Es ley de vida, cuando empiezas un nuevo proyecto,
te ilusionas y de verdad lo merece,
conectas de una forma o de otra con muchas personas,
 es aquí dónde debes volver  a pisar  la realidad,
porque el mundo  no es de color de rosa.
Ni  siquiera se parece,
ni tampoco es de color claro;
 ya que muchas veces no vemos lo que tenemos delante.
Pero no te preocupes porque la vida es del color que tú la pintas.
La mía es de muchos colores.