lunes, 21 de febrero de 2011

Hoy es el día

Hoy es el día en el que el resto del mundo enmudece,
porque comprendes que la ilusión por la que te mueves
no es imposible.
Depende de lo que tú estés dispuesto a luchar por ello,
y a lo que estés dispuesto a perder por el camino.

Por eso, por muy alto que pongas tú meta,
siempre serás capaz de alcanzarla,
aunque es muy probable, que no todos quieran acompañarte.
Nunca te canses porque sólo tú puedes parar esta carrera.


miércoles, 2 de febrero de 2011

El que algo quiere algo le cuesta.

Cada  día que pasa
 me hago más consciente de esta realidad,
nadie dijo que la vida fuese fácil.
Pero a mí me gusta complicármela,
todo lo que me resulta fácil,
me sabe a poco.
Después de un tiempo,
recordamos  mejor aquello, que tanto sufrimiento nos costó.
Y esto es inmoble,
no me agrada que hagan mi trabajo,
la mejor ayuda que alguien te puede dar;
es la que aún está por llegar.
No me ayudes con el trabajo sucio,
ayúdame cuando no me quede nada para caer.
Porque en este instante,
 es cuando realmente lo apreciaré.