viernes, 13 de enero de 2012

Año nuevo propósitos nuevos




Empezamos un nuevo año!! 
Tras el período vacacional al que en algún momento denominaron Navidad, nos disponemos a comenzar la conocida cuesta de enero, pero  este año la cuesta tiene otro color, porque no nos hemos guardado el buen sabor de la  esperada Navidad.
Y es que este año no podemos decir que hayamos tenido Navidad, pese a que nos neguemos a reconocerlo y disfracemos estas fiestas de regalos, turrón y Papas Nöeles entrando por nuestras ventanas. No podemos hablar de ella, porque este año lo que se respiraba no era Navidad, muchos coincidimos en esto, pero seguimos sin saber dónde se fue a parar nuestro espíritu navideño, nuestra ilusión.
Quizá este en uno de los paraísos fiscales de nuestra monarquía, o la iglesia por fin lo haya conseguido incluir en sus arcas, o quizá forma parte de los bienes públicos malgastados por nuestros dirigentes políticos. ¿Quién sabe?
Lo que sí sabemos es que de ilusiones también vivimos , son las que nos ayudan a despertarnos cada mañana, pensar que tu cometido es conseguir un cambio en las futuras generaciones y que  algún día podrás realmente poner a la práctica todo lo que llevas elaborando durante todo este tiempo. Y que por mucho que recorten los sueldos, el personal y que amplíen los horarios laborales no lo podremos recuperar
¿Y si nos quitan la ilusión de que vamos a vivir? Quizá aquella historia de Michael Ende sobre una niña llamada Momo y los terribles hombres grises  no sea tan lejana.
 Pero de nada nos servirá empezar 2012 con los mismos fines con los que acabamos 2011. 
Podemos superar cualquier crisis, pero no podemos continuar soportando que los más poderosos continúen aprovechándose de  nosotros y de dirigirnos hacia un final trágico.