jueves, 26 de septiembre de 2013

Divertida y alocada, que persona más malvada.


Son demasiadas las veces, en las que las personas nos decepcionan,
 hasta el punto de herirnos, sin importar el daño que puedan causar.
Es por eso que se nos olvida lo que es perdonar,
quizá sirva con pensar que no pasa nada 
que todo fue una bobada.
Pero realmente nos abandonan.
Aunque intentemos disimular,
es complicado retomar,
aquella relación que nunca podremos ya alcanzar.

domingo, 19 de mayo de 2013

Titirimundi.Un año más no siguen haciendo felices





Un año más, este maravilloso espectáculo viste las calles de la mágica ciudad de Segovia visitando también a sus localidades vecinas.
De nuevo nos invitaron ha disfrutar de las diversas expresiones artísticas de éstos fabulosos magos, titiriteros,actores, cuentacuentos, malabaristas, artesanos ; todos ellos portadores de la alegría y diversión que se respira en el ambiente.
Gracias a todos por compartirlo con nosotros, en especial a esos artistas que nos ofrecen su espectáculo con el único beneficio de regalarnos un pedacito de su felicidad  y por la excasa generosidad de un público en ocasiones algo difícil.
















Una recomendación exquisita a la vez que económica, para almorzar durante la visita.
Hamburguesería de San Luis.


lunes, 4 de marzo de 2013

Herederos de la crisis



Nos encontramos en el tercer mes de éste nuevo año,
realizando aún el balance de nuestras pérdidas.
El mundo permanece en crisis  y nada parece cambiar.

Somos la especie inteligente como mantienen algunos,
 para mi gusto, no somos la única.
Aunque sí la menos evolucionada.
no en lo referente a nuestra tecnología, cultura...
pero sí en lo que concierne a nuestra sociedad.

Porque seguimos cometiendo los mismos errores
que nos condujeron a esta situación insostenible.
Porque seguimos abusando, engañando a nuestro vecino
sólo en nuestro propio beneficio.

Estamos equivocados, no vivimos en sociedad
convivimos en la jungla.
En nuestro caso el más fuerte, el más poderoso, o el más rico
 es el que decide como va a gestionar al resto en función de sus intereses.
¿Es cierto que todo tiene un precio?

Probablemente cuando en un futuro muy lejano
realicen un balance de todas las especies y organismos
que en algún momento habitaron la tierra.
Comprueben que el ser humano fue una especie egoísta, que se movía por sus intereses y que cometían errores parejos.
Probablemente llegaran a la conclusión de que el ser humano debería haber abandonado tanta belleza efímera y lujos materiales,
en favor del crecimiento de su propio ser.

Retomando la esencia  de algunas sociedades en las que primaba el bien común y no el individual.