jueves, 26 de septiembre de 2013

Divertida y alocada, que persona más malvada.


Son demasiadas las veces, en las que las personas nos decepcionan,
 hasta el punto de herirnos, sin importar el daño que puedan causar.
Es por eso que se nos olvida lo que es perdonar,
quizá sirva con pensar que no pasa nada 
que todo fue una bobada.
Pero realmente nos abandonan.
Aunque intentemos disimular,
es complicado retomar,
aquella relación que nunca podremos ya alcanzar.