Cuéntame un cuento


En esta página os contaré, tantos cuentos
 como 
besos me dan las estrellas cada noche.
 También
haremos una selección de cuentos, y por
 supuesto,
espero que recomendéis tantos cuentos ;
 que me
salgan canas leyendo.



Erase que se era una vez, un niño muy muy pequeño, que tenia un gorro con todos los colores del arco iris; estaba muy contento con su gorro. Hasta que un día, se dio cuenta de que su gorro estaba perdiendo poco a poco los colores. 
El niño se puso muy triste y decidió ir a buscar los colores, caminando caminando llego a la selva, y allí se encontró con un mono. El  mono al verle tan triste le pregunto: "¿Qué te pasa?"
Y el niño le explico que su gorro estaba perdiendo los colores. El mono  rápidamente le contesto "Yo se    dónde van a parar todas las cosas  que se pierden. Están en la cueva de las maravillas"
El niño entusiasmado, le dijo que le llevara hasta la cueva de las maravillas.
Emprendieron de nuevo el viaje hasta la cueva de las maravillas y según iban caminando el mono le pregunto al niño "¿Cómo perdiste los colores de gorro?"
- Pues la verdad es que no lo sé debió de ser al lavarlo. 
En este momento otro color se cayó del gorro.
Cuando llegaron a la entrada de la cueva, vieron a la guardiana de la  cueva, la mariquitita sabia; que como  todos los personajes sabios son muy muy mayores y viven en una cueva.
La mariquitita que ya sabia porqué venían, les pregunto "¿ Qué venís a buscar ?" 
El niño le explicó que a su gorro se le estaban cayendo los colores.
La mariquitita le pregunto si el sabía porque se le caían los colores. El niño le dijo que no; y otro color desapareció  del gorro.
La mariquitita insistió "¿Seguro que no sabes porque se caen los colores de tu gorro?. Yo te diré porque se caen cada vez que dices una mentira un color de tu gorro desaparece."
La verdad es que llevas razón le contestó el niño.
Muy bien pues sabes lo que tienes que hacer, para recuperar los colores ¿no?. Tienes que salir de la cueva, y decir siempre la verdad ;de este modo recuperarás todos los colores que has perdido.


Y colorín colorado este niño los colores de su gorro ha encontrado.